viernes, 16 de diciembre de 2011

Enrollados de canela





















Me encanta comer este tipo de bollo. De hecho, siempre que voy a Ikea los compro, pero estos están mucho más buenos. Dejan un olorcillo en toda la casa a canela buenísimo. Si no los consumimos todos en el día, lo mejor es congelarlos y darle un golpecito de microondas cuando nos lo queramos comer. Yo lo que suelo hacer es que si los voy a gastar al día siguiente, los meto en el microondas en la función de descongelar y les doy 20 ó 30 segundillos y se quedan como recién hechos.

Ingredientes:

Masa:
-120 gr. de leche
-60 gr. de miel
-25 gr. de mantequilla
-25 gr. de levadura fresca
-1 huevo
-350 gr. de harina de fuerza
-Una pizca de sal
Relleno:
-75 gr. de mantequilla muy ablandada
-2 cucharaditas de canela en polvo o especias de speculoos
-50 gr. de azúcar moreno
-30 gr. de azúcar normal
-1 huevo batido para pincelar.

Preparación en thermomix:
Ponemos en el vaso la leche, la mantequilla a taquitos pequeños y la miel. Programamos 1 minuto, 37º, velocidad 1. Añadimos la levadura y el huevo. Removemos 10 segundos a velocidad 4.
Incorporamos la harina y la sal. Programamos 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.
Sacamos la masa del vaso, practicamente las paredes habrán quedado limpias. Formamos una bola y la dejamos en un bol tapadito, hasta que doble su volumen, de una hora en adelante. En ese momento, a mano, le damos unas vueltas para desgasificarla.
Engrasamos la mesa de trabajo con un poco de aceite y estiramos la masa en forma de rectángulo. En un bol, mezclamos los ingredientes del relleno y pincelamos con ello el rectángulo. Enrollamos como si se tratase de un brazo de gitano y con un cuchillo afilado lo vamos cortando a rodajas de 1,5 ó 2 cm y los colocamos sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear. (Bastante separados entre ellos, que luego aumentan de tamaño al hornearlos) .
Dejamos de nuevo que los rollitos doblen su volumen (será más rápido este levado, que el anterior, sobre una media horita). Mientras tanto precalentamos el horno a 220º.
Una vez hayan crecido, los pintamos con huevo batido y los metemos en el horno durante unos 10 minutos, hasta que esten doraditos.

1 comentario:

Toñi (picapusa) dijo...

buenisimos, yo tambien los he hecho y son deliciosos!!!