martes, 13 de enero de 2015

Bombones tipo Ferrero Rocher



















El año pasado, cuando hice las tartas para el cumpleaños de Álvaro, me hacían falta unos cuantos ferreros para decorar una de ellas, pero como aún era pronto para encontrarlos en las tiendas, los tuve que improvisar. Y me gustó tanto el resultado que decidí que en Navidad los haría otra vez, pero esta vez en cantidad. Por eso no pongo cantidades en la receta, porque depende de los que queramos hacer necesitaremos más o menos. 
Esta es una de las recetas que repetiré a menudo en mis celebraciones, porque soy adicta a este tipo de bombones. Espero que os gusten porque están de pecado mortal.
 
Ingredientes:
-Nutella
-Avellanas tostadas
-Obleas o barquillos o galletas de helados
-Crocanti de almendra
-Chocolate negro
-Mantequilla

Preparación:
Primero tenemos que buscar una cubitera para poner porciones de Nutella. Da igual la forma que tenga, porque luego les daremos la forma redonda con las manos.
Vamos poniendo una cucharada de Nutella en cada hueco de la cubitera. Cuando los tengamos todos listos le metemos enmedio una avellana empujando un poco con el dedo.
A continuación los metemos en el congelador durante al menos 1 hora. Mientras tanto, desmenuzamos las obleas en un bol.
Cuando las bolitas de Nutella estén congeladas, las desmoldamos y las vamos echando en el bol donde tenemos las obleas desmenuzadas y las vamos rebozando. Como aún estarán muy duras para poder darle forma redondeada, las dejamos unos minutos hasta que se atemperen un poco, les damos forma con las manos y las volvemos a rebozar en el barquillo, ya que ahora se le pegará más cantidad al estar más derretido.  Cuando las tengamos todas rebozadas, las reservamos en la nevera.
Para la cobertura, derretimos en un bol al microondas el chocolate y le añadimos un poquito de mantequilla y el crocanti de almendra (eso al gusto, no pongo cantidades, al igual que el chocolate, que lo pongo negro porque es el que más me gusta a mi, pero se podría poner con leche).
Vamos bañando cada una de las bolitas que teníamos reservadas en este baño y las vamos dejando sobre un papel vegetal hasta que enfríen totalmente.  
Las metemos en mini cápsulas y las conservamos en la nevera hasta el momento de consumir.