lunes, 8 de abril de 2013

Yogurt de lacasitos
















Me enamoré de esta receta en cuanto la vi en el blog de Kanela y Limón. La he adaptado a los gustos de mi casa, añadiéndole azúcar y leche en polvo para que quede más cremoso, además de algún lacasito más para que tengan más color  y he preparado la mezcla en la thermomix. Una cosa, los de color azul no sirven porque cuando se disuelve queda blanco. Los que quedan mejor son los rojos, verdes, naranja y amarillos. Cristina comenta en su entrada que utilizó unos lacasitos que no eran los originales y que "pintaban" mucho más, pero yo no los encontré.
Salen riquísimos, e incluso se los come mi hija, a la que no le gustan los otros yogures.

Ingredientes:
-800 ml de leche
-200 ml de nata (35% materia grasa)
-80 gr. de azúcar
-2 cucharadas soperas de leche en polvo
-1 yogurt natural (utilicé un yogur natural azucarado marca Hacendado)
-Lacasitos de colores (14 por vaso de yogurt)


Preparación:
Ponemos 14 lacasitos del mismo color en el fondo de cada vaso de yogurt.
Mezclamos la nata con la leche, la leche en polvo y el azúcar en la thermomix durante 4 minutos. temperarura 60º velocidad 2,5. Añadimos el yogur y mezclamos bien para que no nos queden grumos (1 minuto 60º velocidad 2,5) y echamos la mezcla encima de los lacasitos.
Dejamos reposar un par de minutos para que se disuelva el color de los lacasitos y removemos con una cucharilla para que nos quede un color homogéneo, procurando no tocar el fondo para no remover el chocolate de los lacasitos.
Cerramos bien las tapas de nuestros yogures (Esto es opcional, podemos cerrar los botes o no).
Y los ponemos 9 horas en la yogurtera (Podemos tenerlos hasta 12 horas pero cuanto más tiempo, más ácido será nuestro yogur). Pasado el tiempo, retiramos la tapa de la yogurtera, los dejamos enfriar un poco y los guardamos en el frigorífico, lo ideal son 24h antes de consumirlos.


2 comentarios:

doris dijo...

Muy buenos y cremositos.Besos

Dolores dijo...

Esto es una verdadera tentación y tengo que probarlo, porque en casa no hay ya niños, pero todos somos muy golosos.
Saludos desde
LAS COSITAS DEL RINCON DE DOLORES