lunes, 9 de febrero de 2015

Bizcocho de plátano, chocolate y nueces

















Tenía unos plátanos que se estaban poniendo demasiado maduros, así que me decidi a hacer este rico bizcocho con intenso sabor a plátano y muy jugoso. El chocolate le da un punto que combina perfectamente con el sabor del plátano y que hace que los niños lo devoren. La receta de la revista Thermomix Magazine.
 
Ingredientes:
-75 gr. de chocolate fondant
-75 gr. nueces
-150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
-150 gr. de azúcar
-1 sobre de azúcar avainillado o una cucharadita de extracto de vainilla 

-3 huevos 
-150 gr. de harina de repostería (yo puse normal de trigo)
-1 sobre de levadura Royal
-1 pellizco de sal
-3-4 plátanos maduros (250-300 gr.)


Preparación:
Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos un molde de plum-cake con un poco de mantequilla y ponemos en la base papel vegetal.
En el vaso, echamos el chocolate en trozos y lo trituramos pulsando 3-4 veces el botón Turbo. No tienen que quedar trozos muy pequeños. Reservamos en un bol.
Sin lavar el vaso, echamos las nueces y las trituramos durante 3 segundos, a velocidad 4. Las volcamos en el bol en el que tenemos reservado el chocolate.
Sin lavar el vaso, añadimos la mantequilla (yo la caliento unos segundos en el microondas en la posición de descongelado para que esté blandita), el azúcar, el azúcar avainillado o extracto de vainilla y los huevos. Programamos 25 segundos, a velocidad 4.
Agregamos la harina, la levadura, la sal y los plátanos cortados en cuadraditos pequeños. Programamos 10 segundos, a velocidad 4.
Incorporamos el chocolate y las nueces reservadas. Programamos 5 segundos, a velocidad 3. Si no se ha mezclado bien, lo terminamos de hacer con la espátula.
Vertemos esta mezcla en el molde engrasado y con la espátula alisamos la superficie y repartimos bien la masa por todo el molde.
Horneamos durante 45-50 minutos, a 180º. El tiempo dependerá del tipo de horno que tengamos. Antes de sacarlo lo pincharemos con un palillo y si sale limpio es que ya está hecho. Si no es así lo dejamos unos minutos más.
Sacamos del horno, desmoldamos y dejamos que enfríe sobre una rejilla.