miércoles, 22 de febrero de 2012

Tarta de obleas


















El domingo fué el santo de mi pequeño Álvaro. No tenía pensado hacerle nada porque es demasiado pequeño, pero mi marido me insistió en que le hiciera algo, así que como no tenía nada preparado y tenía en la despensa una bolsa de obleas desde esta navidad, pensé hacer esta tarta que había visto en varios blogs, pero yo la hice siguiendo la receta de Clemenvilla, una buenísima cocinera, de su maravilloso blog Bocados de cielo.
A mí personalmente no es de las tartas que más me gustan, quizás porque el relleno sabe demasiado a flan y yo soy más chocolatera, además el efecto de las obleas blanditas no me gusta demasiado porque tampoco me gusta el "pan mojado" como el de los púdines. Pero a los niños les encantó, que de eso se trataba.
Es una solución rápida para tener una tarta muy vistosa para unas prisas.

Ingredientes:

-Un paquete de obleas.
-750 ml. de leche.
-Un sobre de flan potax (puede ser royal o el niño).
-5 cucharadas soperas de azúcar (si el flan es royal no le pondremos el azúcar).
-200 gr. de chocolate fondant.
-70 gr. de mantequilla.
-Una cucharada sopera de ron o cointreau (opcional)

Preparación:
Si lo queremos hacer con la thermomix, poner todos los ingredientes en el vaso: la leche, el flan, el azúcar, el ron y el chocolate troceado. Programar 10 minutos temp 100º (dependiendo de la temperatura de la leche, si vemos que al acabar el tiempo está muy líquido, programamos un par de minutos más). Añadir entonces la mantequilla y mezclar unos segundos.

No hace falta esperar a que el el relleno se enfríe, podemos montar la tarta de inmediato. Adaptar un aro de pastelería graduable a la medida de las obleas (dejarlo un poco más grande para que no se rompan al ponerlas). Yo lo hice con el aro del molde de tartas desmontable. Colocarlo sobre el plato que vayamos a servir la tarta y poner una oblea en la base añadir 4 cucharadas soperas del chocolate, repartir un poco con el dorso de la cuchara y seguir poniendo otra oblea y otras 4 cucharadas de chocolate, así hasta terminar con el chocolate. La última capa tiene que ser de chocolate
Dejamos en la nevera que repose, mejor si es de un día para otro. Decoramos con bolitas de chocolate, crocanti de avellanas, arándanos o lo que nos guste.

5 comentarios:

Raquel coleccionarecetas dijo...

Pues te ha quedado monísima, creo que a mí si es de las que me gustan!

Mar dijo...

Muy buena, con lo que me gusta el chocolate uhmmm. Un beso

Dely dijo...

Una tarta estupenda y muy rica.
Un besín.

Clemenvilla dijo...

Qué bien te ha quedado!!!! Esta tarta o gusta mucho o no gusta nada, las obleas reblandecidas no son del agrado de todos, pero en mi casa sí que gusta mucho y por lo que veo a tus niños también. Yo tengo también un Alvaro en casa, pero se me pasó hacerle tarta, qué fallo.
Un besito

lauma dijo...

Al final todavía no me he decidido. Me gusta como te ha quedado mucho. Un besoI