martes, 26 de mayo de 2009

Mousse de café y whisky



Un postre de los buenos buenos de verdad. La mousse queda con una textura super suave. La próxima vez que lo haga (porque habrá muchas, jejeje) la voy a congelar y la sacaré una hora antes de consumirla, porque seguro que un poco congelada queda de escándalo.
Siento no poder poner foto del corte, porque me olvidé de mi cámara y las hice con otra en la que salieron tan borrosas que no estaban decentes para colgarlas aquí.
La receta, como tantas otras, del magnífico blog de Canelona: http://www.recetariocanecositas.com/index.asp#up

Ingredientes:
-220 gr. de chocolate de cobertura blanco
-3 huevos
-3 ó 4 cucharadas de postre de café instantáneo.
-4 cucharadas de whisky
-2 cucharadas soperas de azúcar
-2 hojas de gelatina
-400 ml. de nata para montar

Para la base:
-Una plancha de bizcocho genovés:
-4 huevos
-120 gr. de harina
-120 gr. de azúcar
-Una pizca de sal
-Unas gotas de esencia de vainilla.
-Medio sobre de levadura Royal.

-Almíbar ligero con un toque de whisky para calar la plancha de bizcocho.

Preparación:
Para hacer el bizcocho:
Poner la mariposa en las cuchillas y echar los huevos y el azúcar. Programar 7 minutos a 37º Velocidad 3.
Cuando esté, agregar la esencia de vainilla y la sal, quitar la temperatura y batir otros 6 minutos, Velocidad 3.
Quitar la mariposa.
Añadir harina y levadura remover con la espátula antes de darle 5 segundos a vel 6.

Poner en la bandeja del horno con papel vegetal y hornear a 180º durante 15-20 minutos o hasta que veamos que al pincharlo, el palillo sale seco. Yo lo hice en el molde redondo desmontable, y como no puja mucho, lo dejé entero.

Para la mousse:
Ponemos en el vaso de la thermomix la cobertura de chocolate blanco y añadimos las yemas de huevo, el café instantáneo, el whisky y el azúcar y programamos a temperatura 37º durante unos 7 minutos, a velocidad, 2.
Hidratamos la gelatina durante 5 minutos en agua fría, la escurrimos bien y calentamos unas cucharadas de nata en el microondas, disolvemos la gelatina y se la añadimos a la mezcla anterior y dejamos que se temple más o menos a unos 35º.
Montamos el resto de la nata.
Montamos las claras a punto de nieve.
Ahora solo hay que ir mezclando las tres preparaciones que tenemos: "Chocolate-nata-claras".
Lo hago agregando primero un tercio de la nata montada al chocolate y lo mezclo sin cuidado y luego le añado un tercio de las claras montadas y lo mismo mezclo sin cuidado. Esto lo que hace es aligerar la textura tan espesa que tiene la primera mezcla de chocolate. Ahora añado otro tercio de nata y otro tercio de claras y voy mezclando con cuidado, la mezcla va quedando mucho más ligera. Y por último se le añade el resto de nata y de claras de forma envolvente.
Lo vertemos en un molde desmontable sobre la base de bizcocho que tenemos preparada y alisamos con la ayuda de una espátula. Dejar reposar en el frigorífico (estas tartas quedan mucho mejor, si las hacemos con un día de antelación, los sabores se realzan y adquieren una consistencia adecuada). Sólo queda decorar la tarta al gusto de cada cual. Si se decide decorar con cacao en polvo, hay que hacerlo en el ultimo momento sin que vuelva al frigorífico, de lo contrario el cacao se humedece y queda con aspecto mojado.

6 comentarios:

Nieves dijo...

Que rica tiene que estar, esta para el buen tiempo bien fría como dices no hay quien la resista.

Un beso

La Cazuela dijo...

Delicioso postre, y como bien dices de una textura que lo haces muy agradable al paladar.

Una nueva demostración de tus grandes dotes para la confitería.

Felicidades, por favor una cucharaaaaa !!!

Charo dijo...

Gracias Nieves, estaba de muerte.

Charo dijo...

Gracias Julio, la verdad que es un postre que lo puede hacer cualquiera. Es muy fácil, y solo es cuestión de ponerse y echarle ganas y cariño.

Marisa dijo...

Holaaaa, he estado ausente muchos días, pero ya vuelvo a la matraca jejej
Un dulce seguro delicioso!! aunque no soy muy amiga del wisky, solo por preobarlo merecería la pena.
un besooooo

Charo dijo...

Marisa, si no te gusta el whisky, puedes cambiarlo por otro licor que sí te guste, como ron o brandy.
Este postre merece realmente la pena probarlo.
Besos guapa.