viernes, 20 de diciembre de 2013

Mantecados de canela en Thermomix



















Si hay algo que no me gusta en la cocina, es amasar a mano. Y desde que descubrí que los mantecados, polvorones, hojaldrinas, etc, se pueden amasar en la thermomix, siempre los hago en ella. Estos en concreto han salido un poco (bastante) desiguales, porque hice un rollo con la masa y después corté rodajas, y el rollo me quedó un poco (también bastante) desigual ya que no dejé enfriar la harina y la almendra y la masa me quedó muy líquida,por eso aconsejo dejarla enfriar bastante. Pero lo importante, es que están muy ricos, con el toque tan especial que le da la canela.

Ingredientes:
-100 gr. de azúcar blanquilla (50 gr. para la masa y el resto será para espolvorear sobre los mantecados)
 -300 gr. de harina de trigo
 -40 gr. de almendras crudas sin piel o harina de almendras
 -100 gr. de manteca de cerdo a temperatura ambiente
 -1 cucharadita de canela molida


Preparación:
Pon todo el azúcar en el vaso (debe estar muy seco) y pulveriza 30 segundos en velocidad 5-7-9. Reserva.
Vierte en el vaso la harina y las almendras, tritura 30 segundos en velocidad 5-7-9. Tuesta la harina con la almendra. Programa 30 minutos, 100º, velocidad 4 y no pongas el cubilete. Para no aportar humedad, seca de vez en cuando la parte interior de la tapa.
Saca la harina del vaso y extiéndela en una bandeja hasta que se enfríe un poco y se quede templada. Vuelve a echarla al vaso y agrega a la mezcla el azúcar, la manteca de cerdo y la canela y programa 30 segundos en velocidad 6. Ayúdate de la espátula si es necesario, para que se mezcle bien. El resultado es una masa densa y de aspecto arenoso que cogerá cuerpo en cuanto la compactes con las manos, le des forma y la metas en la nevera.
 Retira la masa del vaso, forma una bola, envuélvela en film transparente y déjala en la nevera 1 hora, reposando si luego vas a querer córtalas con un cortador de galletas, si quieres ir más rápido, dale forma de rulo a la masa -como si fuese un chorizo- y mete en la nevera hasta que se quede duro y puedas cortar las rebanadas que luego hornearás (yo lo hice así).
Una vez la masa bien fría, corta rebanadas de 1 cm.
 Coloca los mantecados sobre una fuente con papel vegetal o una lámina de silicona y hornea a 180-200ºC durante unos 15-20 minutos o hasta que estén tostaditos.
 Retira a una rejilla y una vez frios espolvorea con abundante azúcar glass. Listos