sábado, 5 de mayo de 2012

Muffins de chocolate
















Estos son los primeros muffins que hago, y aunque parece magdalenas, no lo son exactamente, ya que su preparación es mucho más sencilla porque no hay que montar claras ni apenas batir. Me he documentado un poco sobre los muffins, y os pongo lo que he encontrado:
Su aparición en los recetarios ingleses data del año 1703. Desde entonces se acostumbraban a tomar en los desayunos y meriendas o como tentempiés. Sus características más importantes son las siguientes:
  • La masa base se prepara rápidamente, mezclando apenas  los ingredientes y sin batir.
  • Pueden ser salados o dulces. Los primeros no llevan azúcar y los segundos si, aunque muy poca cantidad.
  • Suelen llevar en su interior frutas o frutos secos.
  • No llevan ningún tipo de cobertura; como mucho, pueden estar espolvoreados con azúcar glass, con canela o con diferentes tipos de pequeñas semillas como las de amapola.
Y ahora, la receta, que la he cogido prestada de Bea. Me ha resultado riquísima, y a todos nos ha encantado. Hice unos pequeños (la segunda foto), para estrenar los moldes que compré de Ikea, pero tengo que decir que no me ha gustado porque al ser tan pequeños, se reseca más la masa y se endurecen más. Prefiero los que hice en los moldes de magdalena de toda la vida, ya que al ser grandes salen super tiernos y jugosos.

Ingredientes:
Importante: Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.
-280 gr. de harina de repostería.
-175 gr. de azúcar moreno
-½ cucharadita de levadura en polvo
-½ cucharadita de bicarbonato
-5 cucharadas de cacao en polvo (yo utilicé Cacao Valor sin azúcar)
-170 ml. de leche
-150 gr. de mantequilla derretida
-2 huevos
-200 gr. de perlitas de chocolate


Preparación:
Calentar el horno a 200º.
En un bol mezclar bien todos los ingredientes secos y reservar.
En otro bol mezclar bien los ingredientes húmedos.
Añadir los ingredientes húmedos sobre los secos e integrar rápidamente con un máximo de 15-20 movimientos. No importa si quedan trazas de harina, ya que desaparecerán en el horno.
Meter la masa en los moldes y llenar solo ¾ de su capacidad. Meter las cápsulas en un molde rígido para que no se abran.
Hornear los muffins aproximadamente de 15 a 20 minutos hasta que al pincharlos con un palillo éste salga limpio (ojo, que nos encontraremos que si el palillo toca una perlita de chocolate éste saldrá manchado, aunque el muffin esté hecho).
Sacar los muffins del horno y enfriar sobre una rejilla.